PARA SU PROYECTO AMBIENTAL (Y OTROS): SELECCIÓN DEL LABORATORIO Y MÉTODOS ANALÍTICOS

Introducción

En cada proyecto nos enfrentamos a decisiones referidas a la selección apropiada de métodos analíticos y del laboratorio que los llevará a cabo. Varios protocolos regulatorios ofrecen cientos de métodos analíticos. ¿Cómo identificaremos cuáles son apropiados para el proyecto?

Hay docenas de laboratorios analíticos compitiendo por el trabajo. ¿Cómo encontraremos cuál de ellos producirán los datos con la calidad requerida a un precio que el proyecto pueda pagar? Éstas son preguntas difíciles. Y debemos encontrar las respuestas a ellas en los procesos DQO (Declaración de los Objetivos de Calidad). Aplicando una aproximación escalonada y basándonos en las decisiones formuladas durante los procesos DQO nos ayudaran a arribar a una elección correcta.

La selección de los métodos analíticos apropiados y del mejor laboratorio que ha de llevarlos a cabo puede ser descrita como un proceso en siete pasos mostrado en la figura siguiente.

El trabajo de base para la selección del laboratorio comienza durante la fase de planeación del proceso de recolección de datos. Habiéndose identificado el uso deseado de los datos (etapa 1), el marco regulatorio (etapa 2), y los niveles de acción y límites apropiados (etapa 3) en el transcurso del proceso DQO, reduciremos las alternativas para la selección del método analítico. Evaluando las posibles limitaciones por matriz (etapa 4), tales como interferencias por matriz y sus efectos sobre los RLs (Analitos objetivo y Límites de Reporte), podremos refinar la selección e identificar finalmente los métodos que permitirán reunir los objetivos del proyecto (etapa 5).

Documentaremos los métodos analíticos identificados, número y tipo de muestra, y requerimientos adecuados de QC (Control de Calidad) en el SAP (Plan de Muestreo y Análisis), preparar el SOW (Plan de Trabajo) del laboratorio, y enviarlo al menos a dos laboratorios para generar una licitación competitiva. Para profundizar en el proceso de selección, deberemos solicitar que los laboratorios provean con su propuesta económica una descripción de sus capacidades técnicas y de desempeño y del manual QA (Aseguramiento de la Calidad) que documenta el sistema QA del laboratorio. Esta información puede no ser necesaria si el laboratorio nos proveyó de servicios analíticos en el pasado, pero es una práctica prudente si existen laboratorios nuevos en el proceso de licitación.

La mayoría de los laboratorios ambientales tienen una declaración de calificación (SOQ) que establece la calificación del laboratorio a través de descripciones de experiencias de proyecto, una lista de acreditaciones, y un resumen del personal del laboratorio. Una revisión del SOQ junto con el manual de QA del laboratorio nos permitirá establecer las capacidades técnicas de cada laboratorio (etapa 6).

Sólo luego de que los laboratorios calificados hayan sido identificados deberemos evaluar los costos propuestos (etapa 7). En este paso, debemos ser capaces de seleccionar al laboratorio licitante de menor costo, el cual está calificado para reunir las demandas técnicas del proyecto y ser capaz de reunir el programa del proyecto para análisis y muestreo. Los programas sin embargo están sujetos a cambios frecuentes, y demoras en el muestreo y el envío de muestras al laboratorio, esto puede forzar al laboratorio a fallar en su compromiso hacia el proyecto. En este caso, el próximo laboratorio licitante, más bajo en costos, el cual ya habrá sido evaluado en el proceso de selección, podrá ser capaz de aceptar el trabajo.

Las siguientes son tres reglas generales para el proceso de selección del método analítico:

Regla 1. La selección del método analítico deberá orientarse al uso esperado de los datos y el marco regulatorio.

Regla 2. La selección del RL deberá ser encaminada por el uso esperado de los datos, tales como una comparación contra los niveles de acción o permisos de descarga; estudios de riesgo; disposición de residuos.

Regla 3. La interferencia de la matriz puede tener efectos negativos sobre los resultados analíticos y límites reportados.

 

Hay tres reglas generales para el proceso de selección de laboratorios:

Regla 1. La selección del laboratorio nunca deberá estar basada en el costo.

Regla 2. Un estado de acreditación no es garantía de calidad de dato aceptable.

 

Consejos prácticos: Método analítico y selección de laboratorio

  1. Verificar las acreditaciones de laboratorio: algunos estados otorgan una aprobación general para todos los métodos analíticos basados ​​en una serie de métodos, los otros aprueban diferentes series y diferentes métodos dentro de la serie por separado.

  2. Los laboratorios acreditados por las reparticiones relacionadas a defensa suelen tener sistemas de mejor calidad que los laboratorios que trabajan sólo para clientes de la industria privada.

  3. Pedir al laboratorio que proporcione referencias de clientes; llamar a las referencias para obtener información sobre el desempeño del laboratorio.

  4. Como parte del proceso de precalificación, solicitar los resultados de las recientes participaciones en ejercicios interlaboratorios de aptitud a fin de evaluar la capacidad del laboratorio para identificar correctamente y cuantificar con exactitud los analitos objetivo.

  5. Verificar la estabilidad financiera del laboratorio; muchas veces los laboratorios dejan de operar sin notificar al cliente, poniendo en peligro el curso de las actividades del proyecto.

  6. Verificar que el laboratorio tiene un programa de ética e integridad de datos efectivo y que cada persona contratada firma un acuerdo de ética.

  7. Verificar si el laboratorio no figura en alguna lista de partes excluidas de algún programa estatal si lo hubiera.

  8. Preguntar si el laboratorio examina a los nuevos empleados a fin de evitar que profesionales inhibidos participen en proyectos gubernamentales (si aplicare).

  9. Siempre que sea posible, seleccione un laboratorio cualificado que se encuentre cerca del sitio del proyecto o de la oficina. Esto reducirá los gastos de una auditoría de laboratorio, en caso de que se planee o si surge la necesidad de realizar una.

  10. Efectuar una visita informal al laboratorio para evaluar las prácticas generales de limpieza: un laboratorio desordenado, desaliñado o sucio no es una buena señal.

 

Regla 3. Un buen servicio de laboratorio no es necesariamente un indicador del buen análisis de laboratorio.

 

Preparación y coordinación

Otro aspecto importante de la etapa de planificación es la preparación para el muestreo, la cual puede incluir algunas o todas de las siguientes acciones:

  • Identificar y asegurar un subcontratista para muestreo especializado, tales como perforación para la instalación de pozos de monitoreo y sistemas para muestreo del suelo.

  • Identificar los miembros de la tripulación de muestreo, quienes estarán calificados para llevar a cabo las tareas de muestreo requeridas.

  • Identificar y obtener las provisiones y equipamiento de muestreo de campo necesario

  • Proveer una copia del SAP al laboratorio analítico elegido.

  • Obtener recipientes para muestra y provisiones para transporte.

  • Obtener instrumentos de campo calibrados y kits de prueba para screening.

  • Organizar una reunión de pre-movilizacion (“kick-off”) o llamar a conferencia con todas las partes involucradas para discutir los próximos eventos de muestreo.

Estas actividades de pre-movilización deben tener lugar no mucho antes de que el proyecto comience a funcionar en el campo. Estas actividades de pre-movilización requieren grandes esfuerzos organizacionales y, dependiendo del alcance del proyecto, puede llevar varios días. La cuestión más importante en la planificación de la pre-movilización es la comunicación con la tripulación de campo y lograr una preparación reflexiva, sistemática y eficiente.

El laboratorio analítico es un miembro importante del equipo, pero a menudo pasado por alto; las buenas comunicaciones con el laboratorio son esenciales para el éxito del proyecto. El laboratorio que conduce el análisis de las muestras del proyecto deberá usualmente proveer los recipientes para muestra, heladera para transportar las muestras, y los materiales de embalaje. El laboratorio deberá tener una notificación anticipada como sea posible a los fines de preparar los contenedores apropiados y enviarlos al equipo humano de muestreo. Luego de que los recipientes de muestreo hayan sido recibidos, un miembro del equipo de muestreo deberá verificar que las cantidades y químicos para la preservación sean correctos y reúnan los requerimientos del SAP.

El laboratorio debe conocer también el programa del proyecto para la planificación interna de la muestra ingresante. Es particularmente importante cuando se requiere efectuar los análisis en el menor tiempo posible. Cualquier cambio de último minuto en el diseño de muestreo y análisis o al programa del proyecto deberán siempre ser comunicado al laboratorio.

Si el laboratorio no provee los recipientes de muestreo, un miembro del equipo del proyecto debe identificar a los proveedores y comprar los recipientes que reúnan los requerimientos del SAP. La obtención del equipamiento y provisión de muestreo en campo es usualmente una responsabilidad del equipo de muestreo.

Una lista de provisiones de campo puede ser rápidamente elaborada revisando el SAP y los procedimientos para muestreo que han de ser desarrollados. Utilizando una lista de chequeo de muestreo, similar a la siguiente, facilitaremos una preparación eficiente.

El equipo de muestreo es responsable también por la obtención de instrumentos de campo y kits de análisis, si es requerido por el alcance del proyecto. Los instrumentos de campo deberán ser calibrados previo a su movilización; como regla, ellos deben estar acompañados con el manual de instrucciones del fabricante y los estándares de calibración. Los kits y análisis de campo, los cuales son ampliamente utilizados, también deben ser obtenidos anticipadamente en cantidad suficiente y con la calidad especificada en el SAP. Debido a que fabricantes diferentes construirán instrumentos de campo y kits de análisis en diferentes formatos, los miembros del equipo de muestreo podrán requerir entrenamiento especial en su uso.

 

Consejos prácticos: Preparación y coordinación

  1. Informar al laboratorio de los próximos eventos de muestreo y los cambios en el programa de muestreo.

  2. Enviar el SAP al laboratorio antes de comenzar las actividades de muestreo.

  3. Obtener los contenedores de muestra y verifique su conveniencia para que las muestras sean recolectadas.

  4. Hacer una lista de verificación del equipo de muestreo de campo y suministros.

  5. Para identificar las herramientas y suministros necesarios, leer los SOP de muestreo y visualizar mentalmente los pasos del proceso de muestreo.

  6. Llevar una caja de herramientas o un contenedor de plástico robusto con suministros generales que siempre se necesitan en el campo (formularios de registro de campo, papel para escribir, bolígrafos, cinta de envío, cinta métrica, brújula, etc.).

  7. Informar al laboratorio cada vez que se envíen muestras.

  8. En la fase de planificación, identificar un servicio de mensajería para la entrega de la muestra al laboratorio.

  9. Obtener y calibrar los instrumentos de campo, asegurarse de que los manuales y los estándares de calibración estén disponibles para uso futuro en el campo.

  10. Obtener kits de detección de campo y todos los suministros necesarios y verificar que la cantidad de suministros es suficiente para la tarea del proyecto.

  11. Siempre obtener kits de detección de campo de repuesto para la copia de seguridad en caso de que se recojan más muestras de lo previsto.

  12. Asegurarse que el personal de campo esté entrenado en el uso de estos modelos particulares de instrumentos de campo y kits de prueba.

  13. Realizar una reunión de inicio de proyecto con el laboratorio y el personal del proyecto para aclarar el calendario de muestreo y los requisitos analíticos.

 


Fuente:

  • Sampling and Analysis of Environmental Chemical Pollutants. Emma P. Popek. ISBN: 978-0-12-561540-2